Publicidad

Unidades piloto

franquicia pilotoPor mucho que un futuro franquiciador piense que tiene una buena idea, no sabrá como se desarrollará como negocio y si será aceptada. Lo primero es comprobar su viabilidad antes de crecer como franquicia porque es deontológicamente exigible al franquiciador que sea él quien pruebe la rentabilidad de su concepto empresarial, y no sean sus franquiciados quienes inviertan su dinero para verificar si el negocio es posible o no.

Esto se realiza a través de las llamadas unidades piloto. Con ellas podrá comprobar la viabilidad del modelo que se pretende franquiciar, en las mismas condiciones en que posteriormente se transmitirá a la red franquiciada. Además, da la posibilidad de modificar aquellos aspectos que son susceptibles de mejora.

Pero no es ésta la única función de las unidades pilotos. En un futuro servirán de centros de formación de nuevos franquiciados y de laboratorios de pruebas de nuevos sistemas de gestión o de nuevos productos.

Publicidad

11 responses to “Unidades piloto

  1. Han de ser propias a la fuerza, Jacinto, porque el Código Deontológico de la Franquicia habla de dos establecimientos funcionando con éxito durante tres años, o viceversa: tres unidades que demuestran en dos años que el negocio es eso… negocio.

  2. El franquiciador ha de demostrar dos cosas: que tiene un concepto de negocio identificable y transmisible, y que es de éxito demostrado. Por lo tanto ha de poder demostrar dónde y durante cuánto tiempo lo ha puesto en práctica.

  3. Sí, sí, pero en ese mismo artículo se aclara que “No es lógico ni aconsejable que un franquiciado sea el receptor de las experiencias propias del desempeño de la actividad cotidiana, el formador de los nuevos franquiciados de la red y la cobaya de nuevos productos”.

    ‘Intelligente pauca’, que decían los latinos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *