Publicidad

Fast food, sin crisis y con ingredientes para el éxito

fast food

El concepto comida rápida (del inglés fast food) es un estilo de alimentación donde los productos se preparan y sirven para consumir rápidamente en establecimientos especializados. Este tipo de restauración se desarrolla en locales con una oferta simple y donde el propio cliente lleva su pedido a la mesa, lográndose así una comida sencilla y rápida. Una de las características más importantes de esta comida es que se consume sin el empleo de cubiertos.

Su crecimiento ha sido imparable año tras año, a pesar de toda la información que ha girado en torno al tipo de alimentación que ofrecen. El éxito de la comida rápida está más que constatado. Podemos afirmar que son el modelo de negocio que más ha prosperado durante los últimos tiempos. El porcentaje de gasto en alimentación fuera del hogar ha crecido en los últimos 10 años un 6,5%, teniendo en cuenta que, de media, cada español realiza una comida principal fuera del hogar dos veces por semana.

Actualmente 3.590 empresas desarrollan su actividad comercial en el ámbito español bajo el epígrafe de fast food, generando más de 75.000 puestos de trabajo. Según un estudio realizado por la consultora DBK en el año 2007, la facturación obtenida por estas empresas, principalmente regidas mediante el régimen de franquicia, mantuvo la trayectoria de aceleración iniciada en 2006 alcanzando un valor de 2.410 millones de euros, creciendo un 7,6% más que en el año anterior, posiblemente provocado por un aumento de la facturación media de cada local.

fast food

Por segmentos de actividad, las bocaterías registraron un alto número de aperturas, lo que permitió que el mercado mantuviera un aumento cercano al 5%, superando los 420 millones de euros. Destacan Pans and Company con 182 locales operativos y Bocatta con 129, pertenecientes ambas a The Eat Out Group, líder del sector. Le siguen enseñas como Rodilla con 86 locales repartidos por toda España, Subway con 40 y Bocatas Calentitos con 15, entre otras.

Por su parte, las ventas de las hamburgueserías sobrepasaron los 1.120 millones de euros en 2007, con un crecimiento del 7,8%, estando a la cabeza en volumen de negocio McDonald’s con 354 locales abiertos seguido de su mayor competidor Burger King con 456 locales en España. Ambos se repartieron el 95% de la facturación total, la primera con un montante de 659 millones durante este ejercicio. Como anécdota en este sector, cabe destacar que la Escuela Técnica Superior de Ingenieros Agrónomos de Albacete está desarrollando métodos para preparar la carne de cordero manchego para consumir como hamburguesas.

canon publicidad

Las pizzerías, otro de los segmentos a destacar, alcanzaron un valor de mercado de 565 millones de euros, un 6,4% más que en 2006. Las principales enseñas como Telepizza con 558 locales, Pizza Hut con 132, Pizza Móvil con 71 o Pizzon Pizza con 9 se mantienen a la cabeza del sector. Pero el ramo de la franquicia no deja de innovar y la forma de vida actual nos lleva, en el año 2004, a comer la pizza en forma de cono, dotando de mayor independencia a los forofos de este producto. Konopizza, creador del concepto, cuenta en la actualidad con 7 locales, demostrando la aceptación del producto.

Es importante no olvidar que continuamente aparecen nuevos productos fruto de la ambición y necesidad de crecimiento de esta división de la restauración. Del otro lado del Mediterráneo aparecen recetas más especiadas procedentes de Grecia y Turquía, enriqueciendo nuestra cultura gastronómica. Hoy en día no son sólo destinos turísticos, sino que las enseñas han convertido su comida en uno de los recursos más consumidos. Buscamos variedad y buena calidad a precios asequibles. Nuevos conceptos que aportan algo distinto para el consumidor van aumentando y ganando en importancia. Istanbul Döner Kebap, Pita Inn, o Abassid Döner Kebap representan desarrollos empresariales que, no olvidemos, ganan aceptos cada día.

A pesar de las voces en contra de este tipo de franquicia, las enseñas han optado por no rebajar el valor de sus productos y el consumo de fast food ha aumentado con la crisis económica, algo inevitable. La rapidez de su servicio y los precios reducidos que ofrecen, son una buena solución para aquellas personas que buscan economizar. El bienestar y la salud, como una de nuestras mayores preocupaciones, estimulan la investigación, el desarrollo y la innovación, desembocando en una composición nutricional más adecuada, aspectos que inciden muy positivamente en estos productos y sus características.

Pero, ¿cuánto cuesta poner en marcha un negocio de fast food? Dependiendo del sector, la inversión media se sitúa en 225.000 y los 300.000 euros, lo que supone un desembolso medio por metro cuadrado de 1.700 euros aproximadamente. En cuanto al local, es necesario contar con un espacio de al menos 130 metros cuadrados de superficie.

Parece evidente que la situación es totalmente favorable para todas aquellas compañías de comida preparada, y por ello no dudarán en aprovechar la oportunidad para incrementar su presencia en el mercado.

Publicidad

2 responses to “Fast food, sin crisis y con ingredientes para el éxito

  1. Pingback: www.negociame.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *