Publicidad

Las franquicias también sufren la crisis en su facturación

 

La crisis no deja de lado a nadie, no se casa con ningún sector y no discrimina, es por ello que se lleva por delante también a las franquicias pero  no de igual forma en todos los rubros. Entre ellas las inmobiliarias y los servicios financieros, son los que más han sufrido por la crisis, respecto a los de belleza y estética, que no sólo parecen no sufrir sino que crecen.

Durante 2009, las franquicias llegaron a facturar unos 24.699,5 millones de euros en 2009, esto significa una caída del 4,1% comparado con al ejercicio anterior, que generó 854 puestos menos de trabajo, así lo señala la Asociación Española de Franquiciadores (AEF).

El sistema de franquicias a fines de 2009, presentaba una plantilla de 235.075 empleados, y unos 67.439 en establecimientos propios además de 167.636 en locales franquiciados, esto significó una caída del 0,4% frente a los 235.929 trabajadores que tenían en plantilla a fines de 2008. Ante estas cifras se puede ver que el descenso dentro de la plantilla de empleados que no ha sido tan fuerte si se mira en general, puede verse buenas señales en la franquicia.

Si se mira por sectores, el de la alimentación ha sido el que más facturó en 2009con 6.077 millones de euros, le ha seguido las agencias de viajes, con 2.263,8 millones de euros; el de la hostelería-fast food, con 2.114,9 millones de euros, y la hostelería-restaurantes y bares, con 2.025,4 millones de euros en facturación.

Es así que el sistema facturo un 4,1% menos, dentro de la crisis este porcentaje se puede decir que es aceptable. Demostrando que la franquicia tiene componentes en su fórmula de comercio que ninguna otra puede registrar este descenso aceptable.

En el informe anual elaborado por la AEF, contabiliza que a fines de 2009 existían en total 57.139 establecimientos, 1.166 locales menos, esto significó una caída del 2% respecto a 2008. Mientras que del total de establecimientos, 13.400 eran de propiedad de las cadenas y 43.739 franquiciados.

Esto se debería a la gran dificultad de las compañías para poder realizar aperturas de establecimientos franquiciados, ya que no pueden acceder a financiación.

En total 919 cadenas, son las que integran el sistema de franquicia en España, de las que 747 son nacionales (81,2%) y las otras 172 restantes (18,8%) provienen de otros países, como Francia (42), Estados Unidos (40), Italia (28) y Portugal (11). Llegando a ver en total 44 enseñas más que en Diciembre de 2008, unas 31 nacionales y 13 extranjeras.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *