Publicidad

Perfil del franquiciado: ¿sabes si tienes el adecuado?

perfil_color.pngEl perfil del franquiciado ideal es aquel que se encuentra en un término medio entre dos extremos: por un lado, está el retrato-robot de una persona con clara mentalidad empresarial, con un alto grado de iniciativa y no demasiado dispuesto a sujetarse a normas que le vengan impuestas. Vamos, poco proclive a aceptar un sistema de tutelaje como la franquicia. Y, por otro lado, una persona con mentalidad funcionarial o de empleado por cuenta ajena, sin la iniciativa mínima suficiente para tomar decisiones que serían de su única competencia.perfil.png

El punto medio entre estos dos extremos corresponde a un perfil de persona con un cierto grado de iniciativa propia, lo suficiente para asumir las responsabilidades propias de la gestión cotidiana del negocio –que no debe nunca olvidarse que es suyo, y no de la marca–, en base a su propia experiencia y al conocimiento del mercado en el que opera, que posee e incremente a diario, pero sin poner en peligro el modelo operacional que le ha transmitido el franquiciador con acciones temerarias como poner a la venta productos no referenciados, etcétera.

Formar parte de una cadena de franquicias tiene, como todo en la vida, sus ventajas, y sus inconvenientes. Las primeras, puesto que permite augurar el éxito que podremos alcanzar a la hora de montar un negocio. Pero, también tiene sus pegas –y mienten aquellos consultores que las niegan con tal de vender–, ya que el emprendedor no puede ir por libre y debe ajustarse en todo momento a las reglas y directrices que previamente haya marcado la central franquiciadora.

Publicidad

5 responses to “Perfil del franquiciado: ¿sabes si tienes el adecuado?

  1. Pingback: www.negociame.com
  2. ¿Pero las franquicias buscan un perfil de franquiciado concreto? ¿Seguro? ¿No les miran primero el bolsillo y comprueban que tienen el canon de entrada y después ya veremos?
    Los límites deberían estar mucho más ajustados, ¿no?

  3. yo tengo el perfil adecuado para ser franquiciado, pero jamás trabajaré para otro, dándole una parte de lo que me cueste ganar, sólo porque dice que me cuida y me acompaña…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *