Publicidad

Canon de entrada y ‘royalty’ de funcionamiento: ¿tienen alguna relación?

canon

El canon o derecho de entrada y el royalty o canon de mantenimiento, que constituyen dos de las piezas angulares del sistema de franquicia, son dos pagos –uno inicial y el otro periódico–, que cada franquiciado satisface a su central franquiciadora, que son aparentemente diferentes, pero por su fin económico ambos resultan de todo punto necesarios para cubrir los gastos generados para el franquiciador por el día a día de una red de unidades operativas dispersas .

Por un lado, y con el fin de que un proyecto no esté abocado al fracaso, el canon de funcionamiento debe ser la fuente principal de ingresos de la estructura dedicada por éste a atender a la red de establecimientos franquiciados.

Es cierto, sin embargo, que en una primera etapa del desarrollo, el derecho de entrada tiene normalmente tanta o más importancia que el ‘royalty’ de mantenimiento en el cómputo global de ingresos para el franquiciador. Esto se debe a la escasez de beneficios económicos derivados de una red poco desarrollada y con una escasa facturación conjunta.

Por otro lado, existen otro tipo de cánones como es el caso del canon de administración. A través de él, el franquiciado asume, como un proveedor más, la administración de las unidades franquiciadas que lo deseen, responsabilizándose de la gestión contable, fiscal y de nóminas.

Publicidad

6 responses to “Canon de entrada y ‘royalty’ de funcionamiento: ¿tienen alguna relación?

  1. Para resarcir a la empresa franquiciadora de los gastos que ocasiona la entrada de cada nuevo miembro a la red: desplazamientos de personal, curso de formación, estudio de implantación y plan de negocio, acompañamiento en la inauguración y días posteriores, etcétera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *